domingo, 28 de octubre de 2007

Ironías de la vida




Vivo rodeada de gente heterosexual "por elección", qué quiere decir esto? que nadie fue obligado a decidir con quién quería estar, ni vivir, ni acostarse; y se supone que esa elección es la que a cada uno lo hace feliz.
Entonces me pregunto por qué mierda todas las mujeres heterosexuales que conozco viven maldiciendo a todos los hombres que conocen; con los que conviven dentro y fuera de sus casas, sus frases pueden variar desde:
No ves que es un pelotudo?
No ves que no sirven para nada?
No sirven ni para espiar
Qué lentos que son!
Dejá, no entienden nada...
Lo único que les interesa es mirar televisión!
Hacés bien en estar soltera...
En general, después de escuchar esto, y porque soy torta, si estoy en el laburo trato de disimular y contesto que no es tan así, que no son lentos, que tienen la atención un poco dispersa. Si es alguien que conoce mi historia, trato de disimular porque si se me ocurre decirles que tienen razón se les nota en la cara que piensan "claro vos como sos una torta resentida", entonces, vivo defendiendo a los hombres, cuando yo no los elijo, de todas estas mujeres, que sí los eligen pero que, raramente, pasan toda su vida declamando lo inútiles que son y para lo poco que sirven. ¿No es irónico?
¡Ah! Quiero aclarar que no todas las mujeres me parecen unas pelotudas...
Pau.

6 comentarios:

Julieta dijo...

Si, la verdad que es bastante irónico. Yo también muchas veces me encuentro defendiendo hombres. No entiendo que tanto! Me doy cuenta que muchas de las mujeres que conozco idealizan como debería ser su novio/esposo y después se dedican a quejarse de que el real no está a la altura del ideal. Aunque quizás eso esté cambiando, no se, veo a mis hermanitas con sus novios y son geniales (ellas tienen 18 y 20!), más compañeros, igualitarios, y hasta ahora no se quejan uno del otro que yo sepa. Claro no se si esto se extiende fuera de mi casa, dejo de hablar al pedo y me voy a cocinar. Salu2!!!

Andrea y Adriana dijo...

Yo era hetero, casada con un hombre, tres hijos ... hasta q ese hombre me defraudo, me separe, tuve otras relaciones, tambien con hombres, de las que siempre senti que para un hombre tenes que ser amante,enefermera, madre, psicologa, protectora, etc, etc, etc y mas etc.
Pero cuando vos necesitas alguien que, al menos te escuche, NO LO ENCONTRAS! Son todos iguales, por lo menos lo que me toco en suerte¿¿¿??? a mi. Eso hizo que yo descrea de ellos.
Pero por otro lado yo me sentia diferente porque las mujeres que me rodeaban, que tambien se quejaban de sus maridos, por alguna u otra cosa, yo las encontraba boludas, superficiales, frivolas, que ni si quiera sabian arreglar un enchufe! algo tan simple! Y me aburrian!
Yo me sentia en cierta manera alejada del mundo, como un bicho raro.
Hasta que sin pensarlo y sin querer y luego de haber consultado una psicologa, me encontre q me habia enamorado de una mujer q era todo lo que yo esperaba encontrar en un hombre! Y todo lo q yo esperaba encontrar en una mujer que no tuviera "pajaritos en la cabeza"
Y es por eso q felizmente estoy con MI MUJER, Andrea, que reune todas esas condiciones.
Adriana

Ana de Alejandro dijo...

Ay! es que como mujeres nos educan a solo quejarnos y luego ya nos toca decidir si segurilo haciendo o no. Yo en lo personal soy muy quejosa, y bueno cuando "era heterosexual" también me la pasaba con la monserga de "odio a los hombres!" Hoy en general me la paso quejándome de la política y de las otras mujeres. Lo ves, solo son quejas redireccionadas! jaja
Me encanta tu punto de vista!

Susana dijo...

No sólo resulta irónico sino que creo que en esta época las generalidades tanto de hombres como mujeres ha ido trastocándose en tanto "aquello esperado" sea de un hombre o una mujer... aquello de los roles y tipos!!! Y esto del desencuentro entonces es mucho más fuerte y creo que en ese sentido las quejas generalmente aparecen más pronunciadas por las mujeres cuando buscan ESE hombre... que no hay. Pero me parece que es cierto, las relaciones humanas sea el que fuera el partenaire sexual, muchas veces aparece en este campo de la insatisfacción que aquel/aquella que está enfrente haga lo que haga jamás podría colmar.

viajera dijo...

Cuando estaba en la universidad, pertenecía a un grupo de amigas que, casualmente, no hacíamos más que quejarnos de nuestras parejas hombres... infidelidad, falta de atención, cero solidaridad... esos eran los temas de nuestras "sesiones".
Poco a poco, de ese grupo de amigas, la mayoría decidió dejar la heterosexualidad por parejas mujeres...

Pienso que es como si hubiera una especie de devaluación masculina. Las mujeres ya no encuentran satisfacción por estar con un hombre, los hombres no demuestran el menor interés por cambiar esto y las relaciones entre mujeres se intensifican y se transforman en lazos sólidos, concretos... al fin relaciones en las que se está por gusto.

Un abrazo

encantada dijo...

¡Hola!

Estoy visitando vuestro blog por primera vez y me parece precioso.

A mí también me hace mucha gracia esto de las mujeres heterosexuales criticando continuamente a los hombres. De hecho, a veces mi novia queda con sus amigas y ellas no quieren llevar a sus novios, pero insisten en que ella me lleve a mí, porque soy mujer y me consideran parte del club.

Y sí, cuesta callarse lo que todas pensamos: "y si tanto los odiáis, ¿para qué narices estáis con ellos?". Pero como tú dices, al ser lesbiana tienes que callarte para que no te consideren resentida. ¡No somos resentidas, estamos liberadas!

Un abrazo ;)