viernes, 2 de noviembre de 2007

Cotidianas... pero no mucho.


Unas amigas me dijeron que un modo de mantener vivo este espacio es contar lo cotidiano. No estoy del todo de acuerdo, pero hoy me viene especialmente bien. ¡Ahí va una cotidiana, entonces!

Atardeció con buena temperatura, mi Amor no estaba en casa y casi una hora faltaba para la hora del baño de las nenas. Compramos unos jazmines exquisitos en perfume y les propuse a las nenas que me acompañaran a tomar algo al aire libre.

Compartimos miguitas con las palomas, les conté sobre los plumeritos rojos y los distintos verdes de los árboles; miramos bajar el agua de la fuente y descubrí que las palmeras tienen los troncos como los cuellos de las jirafas. Nos reímos, comimos tostadas y soportamos mejor el extrañarte tanto.

Ahora las dos duermen y el silencio de vos me aturde un poco.

5 comentarios:

Magui dijo...

Aguanten las cotidianas...
voy a pegarme una vuelta por nuestro blog a ver si lo resucito...
besos a las 4 y espero que ya estén juntas otra vez.

Ana de Alejandro dijo...

Los relatos de lo cotidiano son muy lindos, nos hacen sentir más cerca de ustedes. Bueno, yo que soy una metiche de lo peor y que también soy medio exhibisionista. Por cierto, yo les quería preguntar, cómo hacen para no perder la paciencia? Juro que hay días en que regalaría a alguno de mis hijos! jaja, bueno, no, pero me gustaría tanto que ya supieran hablar! (ok, necesitaba desahogarme con mamás de dos bebés, jaja)

la gabi dijo...

Martina y Lucía van a saber hablar con las palomas, ver jirafas en los árboles y reirse aunque no todo sea como ellas quieren. ¿Se puede pedir más? Besos!

Marina & Mariana dijo...

Hola a las 4 mujeres!
Aca Mariana(de el blog de luli), para decirles que si! lei partes de este blog, la parte de los enredos en las plazas, etc.Nos matamos de risa, yo tengo que ver cuando dejo de relatar el pasado para empezar con lo cotidiano tambien!
Besos de las tres para las cuatro!
PD: carriesk31@yahoo.com.ar

Roma. dijo...

Viva lo cotidiano!