domingo, 9 de septiembre de 2007

Tejer la red, tarea de indias y pescadores


Me complica el lector modelo, al decir de U. Eco; el posible destinatario de lo que escribo: no sé si debo escribir para quienes estuvieron en casa el viernes o, tal vez, para la hetérea comunidad virtual, esa masa insospechable que hasta puede leer y no dejar su huella en el espacio.
¡Ataje el que pueda! Pau y yo estábamos ansiosas por encontrar un grupo de mamás que coincidiera con nosotras, aunque más no fuera, en la idea de fundar y sostener una familia basada en el amor, el respeto y el compromiso sin excusas con los hijos. Si además, había otras coincidencias era yapa. Armamos este pequeño mundito virtual gracias a que el real de las organizaciones que recorrimos en esta búsqueda nos resultó más impalpable que éste y empezó a funcionar la comunicación.
Apuramos un encuentro y propusimos nuestra casa como lugar físico, nos parecía que ese puntapie era solucionar un posible escollo; además, nuestra casa es bastante así: siempre dispuesta para el encuentro amigo y la charla larga; hasta las paredes dan tema, si hace falta.
Lo cierto es que estábamos nerviosas, expectantes, una nunca sabe qué puede salir de una idea tirada al viento. Fueron llegando de a dos, de a tres, de a cuatro y nos íbamos presentando en la puerta nomás. Era raro, pero todas estamos acostumbradas y convivimos muy bien con la rareza.
No voy a puntualizar la charla, ya lo hizo Roma en su blog, en este el enlace, y no podría hacerlo tan completo, tan claro ni tan sintético. Pero estuvo bueno. Empezamos a tejer lentamente, de a poquito, con paciencia de india y de pescador, una red, una trama de palabras que (aún tímidas) empiezan a mostrarse y a contener. ¡Y eso es lo que celebro hoy!

11 comentarios:

la gabi dijo...

Hola chicas. Gracias por recibirnos en ese hermoso hogar que tienen. Felicitaciones por esas dos bellezas. Nos quedó pendiente conocer el carro rojo. Quiero pensar que no lo escondieron a propósito. Besos!

Magui y Gabi dijo...

Me encantó conocer a las dos princesas! La verdad es que lo pasamos muy bien y a decir verdad siento que se viene un nuevo aire, fresco, de cambios. Es genial estar pudiendo construir desde este espacio virtual uno real que comienza a llenarse de miradas, risas, voces y nombres nuevos.
Muchas gracias por recibirnos en su casa tan llena de calidez, se siente la buena vibra allí.
Besos a las 4 !
Magui

Roma. dijo...

Chicas! Qué decirles!! Nos sentimos muy bien los tres, como en casa, como con amigos, con ganas de compartir un asado.
Gracias.

Anónimo dijo...

Celebro el encuentro, lo agradezco profundamente, me encanto conocerlas, fue genial como nos fuimos acomodando a la situacion, a entender, a ubicarnos, a reconocer nuestros deseos, nuestros miedos, a ver reflejada en cada historia un poquito de la nuestra propia y que todas se resumian en la necesidad enorme y genuina de tener nuestras propias familias construidas desde nuestro amor y cada una iba dando herramientas y muestras de que es posible, brindo por eso y gracias!!!! Maru.

Ana dijo...

Gracias a todas por los comentarios, nos gustó el encuentro a tientas, con ese gusto raro que tiene lo desconocido.
El carro ya está nuevamente en casa, fileteado y todo (una verdadera locura). Ameritará entrada cuando tengamos modo de fotografiarlo, que será pronto (nos prestarán cámara a propósito). Un abrazo a todas y al muchachito maravilloso del grupo (Tatito, por supuesto), ya llegarán Santi y Juan a compartir género.

Anónimo dijo...

HOLA cHICAS!
nO ME ENTIENDO MUY BIEN CON LA WEB, PERO EN FIN ...
sOMOS MAMAS DE UNA NENA DE CUATRO AÑOS Y NOS GUSTARIA ENTRAR EN CONTACTO.
sARA Y mARI

Ana dijo...

Sara Y Mari: Bienvenidas, me alegro que cada vez seamos m�s las que nos visibilizamos aunque sea de esta manera, si pueden armense un blog, si no la seguimos por ac�. Cuenten algo de sus vidas.Besos.Ana y Pau

Mónica dijo...

Hola!!!!.. cómo están??.. la verdad chicas es que el encuentro en la casa de ustedes la otra noches fue más que importante, creo.... yo lo sentí como el puntapié inicial para nuevos aires..., para cosas por descubrir, compartir, y como la posibilidad de hablar un mismo idioma con otras mamás, en pos de nuestras nenas/es. Yo creo que los destinatarios del blog de uds son muchas más personas que las que estuvimos en tu casa... creo que esa mirada un poquito más al horizonte está buena, porque de una u otra manera se van sumando voces, opiniones, y hay tantas caras e historias que no conocemos y que sabemos que existen, que están... como es el caso de Sara y Mari que se están sumando.
Ahora, con un poco de suerte, se van los ultimos coletazos del invierno y vendrá los tiempos lindos para juntarnos, para compartir "el verde", o un asado.... Me gustó mucho la frecuencia y sintonía con la que estuvimos en su casa... y al menos para mí, fue muy lindo el encuentro. Que se repita.... se viene el día de la madre en octubre.... quien dice por esa fecha??????besos. Moni

Anónimo dijo...

Chicas!
Gracias a todas por la bienvenida!.
Lo del blog va a tardar porque no entiendo mucho, ya llegara.
De nuestra familia les cuento que con Mari estamos juntas hace quince años y hace cuatro que somos mamá de Lola, una enana divina, ya apareció la chochera...
Cada díaemprendemos la difícil y hermosa tarea de crcer juntas.
Sobre los blogs que se refieren a todas las felicitamos y por supuesto que nos sumamos.
Vale la pena salir a la vida por nuestros niños.
saludos.
Sara

Roma. dijo...

Sara: bienvenida!!! Qué bueno que llegaste a nosotras y seamos más!

Susana dijo...

Qué bueno leer tanto amor que se expanda en algo que a veces pareciera a la gente como es la tecnología y "hacernos solos" aun delante del ciber espacio, de una computadora. Por distintos motivos sólo a algunas de ustedes las he conocido en aquel puntapié que tuvo como encuentro la charla en la APA. Simplemente mis mejores deseos!!! y creo que sólo del lado del amor y todo aquello que se cede desde allí habrá lugar no sólo para sus hijos/as, para sus madres. Mis mejores deseos para esos encuentros, pero sobre todo que en esas contingencias produzcan otros encuentros tanto en el pensar, sentir, compartir, vivenciar y transmitir! un beso
a ustedes