viernes, 24 de agosto de 2007

De regreso de la charla


Llegamos a casa casi con desesperación, es que era nuestra primera vez, y la de ellas claro. Nunca nos habíamos ido de casa dejándolas despiertas y sin comer, de eso se ocuparon los abuelos (maternos obvio). Por supuesto yo fantaseaba con lo peor mi cabeza pivoteaba entre traumatismo de cráneo y muerte por asfixia, Ana me decía, quedate tranquila si pasa algo nos van a llamar, entonces yo pensaba es al revés no nos llaman porque ya deben estar internadas. Por fin cuando llegamos a casa todo estaba en calma y mis viejos tirados en el sofá del living re tranquilos tomandole todo el vino a Ana (tesoro más preciado), las nenas dormían y por suerte mi locura se puso a descanzar, por un rato.
Ahora soy yo y, lo mejor es que la que dicta, la de las letras de colores ya dijo lo que quería, de modo que hoy no dicta y se fue a seguir con su vocación de pelusita que, como remolino, mueve la casa entera a la una y media de la mañana.
La charla: nada nuevo, nada que no hubiésemos leído e incluso comentado entre nosotras con suficiente tranquilidad (cosa que en la charla misma no tuvimos a fuerza de tener que escucharla sin ver, sentadas en el suelo, frente a la ruidosa cafetera); sin embargo, fue bueno haber ido y, en todo caso, lo lamentable fue tener que escuchar las preguntas, y no preguntas del auditorio. Pero las soportamos estoicamente porque sabíamos que se venía el encuentro con las bloggeras. Las primeras que reconocí con claridad fueron Gusa y Oruga; además, supe cuál era quien (que no es poco, ni ningún mérito, porque Gusa es la clásica lectora de Cortázar y Oru bien podría ser La Maga; de Juan, sólo tengo la certeza que no se puso los pantaloncitos amarillos por lo menos para este encuentro). Después, Magui, Moni, Gaby y otras chicas de las que recuerdo con detalle las historias pero de ningún modo los nombres; la labilidad de mi memoria para ciertas cosas es, a veces, un poco extraña. La síntesis de la charla, mañana con menos sueño (para Ana de Alejandro, cuyo apellido no deja de parecerme una ironía dada su elección de objeto de amor); la cita, un poco etérea para mi gusto, quedó anotada en el agua: un martes en La casa del encuentro, un jueves en La de la Mujer o un mediodía de febrero en la nuestra (en ninguna de las posibilidades se nombró el año, pero se sabe, las chicas como nosotras salimos despacito al mundo). Sin embargo, una escapada del ropero y un secreto fundamental quedaron entregados y, para nosotras, no es poca cosa. Hasta mañana, que descansen...

12 comentarios:

Roma. dijo...

Hola! estuve en la charla y dejé a Tati con Triana, yo estaba tambien sentada en el piso, y tengo una opinion similar de la charla. Yo era la de polera amarilla, me vieron???
No las identifiqué a ninguna, esperaba verlas a ustedes con dos mellis colgadas del cuello.
La reunion tiene que ser mas pronto!!! Tenemos que arreglar y listo!

Gabi y Magui dijo...

Ana y Pau:
¡Qué bueno que hayan superado la primer experiencia de dejar a las mellis despiertas con los abus!
Nosotras a la vuelta tb reflexionamos y concordamos en que lo más positivo fue habernos encontrado y que a partir de ese encuentro comience a fluir una nueva energía que nos abra la puerta para poder conocernos y (por qué no también) reconocernos en las experiencias, las dudas, los temores, las expectativas y las certezas e incertidumbre de las demás.
Ops Roma! Te buscamos, te buscamos!¿Estabas sentada adentro o afuera? Moni en un momento comenzó a gritar: "¡Roma!,¡Triana!,¿están???!!" pero se ve que ya no estabas.
Les paso la info de los encuentros de madres lesbianas en la casa del encuentro.


MATERNIDADES LESBIANAS:
Maternidad lesbiana: significados, modelos. Deseo o elección ? Negociación con la pareja. Adopción. Métodos de fertilización asistida. Ausencia del padre. Relación con las familias de las madres. Discriminación. Educación de los/as hijos/as, escuela. Leyes. Rol y función. Lazos de parentesco. El nombre de la mujer que “no pare”.
Días: 2do y 4to martes de cada mes

Bono contribución: $ 5 cada encuentro

Coordinadora: Mónica Arroyo
Informes e inscripción: talleres_lacasadelencuentro@yahoo.com.ar



No sé quién es Mónica Arroyo y tampoco cómo se desarrollan los encuentros pero en caso de interesaros creo que el cuarto martes del mes es el próximo martes, por ahí si les parece y pueden nos encontramos, vemos de qué se trata, conocemos otras mamás o futuras mamás y programamos un encuentro que "auto-coordinemos" cuando ya la Gabi y eFe tb estén presentes (y en algún otro momento Tilvy y Andrea tb).

Nosotras seguimos tratando de armar nuestro blogg así nuestros nombres no aparecen más en letras negritassss y tenemos un lugar a dónde invitarlas.
Besos
Magui y Gabi

Roma. dijo...

Magui y Gabi: hola! estaba sentada adentro en el piso y no las escuche!! si no las saludaba!
Podemos programar un encuentro nosotras tambien!
Un abrazo

Guzamadour dijo...

Bien podría haber sido reconocida yo, por ser la embarazada. Qué tanto

Julieta dijo...

Ay, chicas, me está dando envidia! Organizen bien una reunión y nosotras nos unimos a la causa y nos hacemos una escapadita a Bs. As., jejeje...
Salu2 a todas!

Roma. dijo...

Buena idea Julieta!!! y donde estaba la embarazada!!!!!!!! Es que ando media chicata ya.

Oruga dijo...

La embarazada estaba... AL LADO MIO !!!!
jijiji

Susana dijo...

Simplemente ya que estuve presente en la charla y creo que sobre todo me quedé con la energía que generaron y desprendieron y trajeron también de sus niñas, aquí mi saludo y me parece que habrá muchos otros placares que se abran... pero más bien para compartir fotos y experiencias y encuentros. Que sean muy bien venidos!!!!!

la gabi dijo...

Hola Ana, Paula y todas,
Yo no quiero ser la pesimista pero me daba la impresión de que no iba a ser un gran éxito. ¿Había alguna lesbiana madre en el panel?
Me hubiese gustado estar para conocerlas (eFe adhiere desde la cama) pero seguro que en breve se da el encuentro.
El tema de los grupos de la Casa del Encuentro... cuando con eFe llamamos para averiguar nos ofrecieron ser las primeras inscriptas. Por otro lado, las lesbianas madres que conocí de ahí son mujeres que tuvieron a sus hijos antes de ser lesbianas con lo cual las historias son bastante diferentes.
Cuando regresemos a nuestro hogar dulce hogar prometo ser una de las primeras en agitar por el encuentro. Besoss!!!

Roma. dijo...

Gabi, chicas: es solo cuestion de arreglar un encuentro!

Ana de Alejandro dijo...

¡Qué bonito! Bueno, no lo de la charla que parece que no cumplió con las expectativas de nadie... Lo bonito es ver que aquí se abre una gran oportunidad para que empiecen un grupo y se junten! Ahora sólo me falta sacar mi pasaporte e ir a visitarlas... jaja... Bueno, no será tan fácil pero es lindo soñar!

Magui y Gabi dijo...

Bueno, las letras no aparecen ya en negrita...
Pusimos un link a su blog sin consultar (perdón...), lo dejo?
bsos a las 4 y dénse una vuelta a ver si les gusta.
Magui